Facebook e Instagram fueron prohibidos en Rusia tras la orden de un tribunal de Moscú, que acusa a las redes sociales de Meta de dirigir actividades extremistas.

Las redes, sin embargo, ya habían sido bloqueadas en el país euroasiático por su posición ante la guerra que Putin desató en Ucrania hace casi un mes. Solo era posible usarlas con una VPN (red privada virtual).

La decisión del tribunal moscovita llegó tras la solicitud de la fiscalía. «Accedemos a la petición del fiscal», se lee en la sentencia que deja a Facebook e Instagram prohibidos en Rusia.

La petición de la fiscalía ocurrió el 11 de marzo. El objetivo era obtener un camino “legal” para prohibir las actividades de Meta en Rusia.

También los servicios de seguridad rusos (FSB) habían exigido que Facebook e Instagram fueran prohibidas de forma inmediata.

Estas peticiones fueron provocadas por la decisión de Meta de suavizar sus restricciones de violencia hacia el Ejército ruso y los líderes de ese país, incluido Putin.


WhatsApp se libera de la prohibición a Facebook e Instagram

A pesar de también pertenecer a Meta, la aplicación de mensajería instantánea, WhatsApp, no ha sido prohibida. El juez cree que esta red no es usada como medio de «difusión pública de información».

El Kremlin ha endurecido su control informativo desde la invasión a Ucrania, el 24 de febrero. Y ha puesto el ojo en aplicaciones y redes sociales occidentales.

Muchas de las grandes empresas tecnológicas, sin embargo, decidieron reducir o abandonar sus actividades en Rusia tras la imposición de sanciones por Estados Unidos, Reino Unido y Europa.

Entre ellas se encuentran Google, Microsoft y plataformas de streaming, lo que complicó el acceso a la información para los rusos.