La supervisión de la inteligencia artificial es obligatoria. Ya los tres bloques más afectados (China, Euroa y Estados Unidos) toman medidas