La revolución de la IA abrió las puertas a nuevos desarrollos y oportunidades laborales, por lo que el procesamiento de datos es esencial