¿Hasta dónde llegará la inteligencia artificial? Resulta que no solo genera imágenes y puede mantener conversaciones. En esta Navidad ha ayudado a comprar el regalo ideal y a intentar acertar a la lotería.

El problema de qué regalar en Navidad ya no es uno tan complicado si se utiliza inteligencia artificial. Hay páginas web que ofrecen ayuda: solo debemos rellenar los datos de la persona a la que queremos sorprender en Navidad y ya está.

El beneficio de usar este método para comprar el regalo es que si a la persona no le gusta el regalo, podremos culpar a la inteligencia artificial.

Los datos son básicos: edad, características personales, gusto de ocio. También se le puede indicar a la IA el presupuesto que tenemos para ese regalo perfecto y en unos segundos.

¿Cómo funciona? Cruzan datos que hemos ofrecido con la información de miles de perfiles que tiene el sistema y así ofrecerá las sugerencias. Así puedes ir más seguro a comprar el regalo de Navidad.

Una inteligencia artificial que sabe de cocina

Otras soluciones que puede dar la inteligencia artificial es la de dar un uso razonable a las sobras de la cena de navidad.

Como en el caso de los regalos, hay que ofrecer a la IA qué tipo de alimentos nos han sobrado y solicitarleque cree ese «menú de sobras».

Aquí el objetivo principal es aprovechar la comida y no tirarla.

Pero, no espere un menú aburrido, pues las respuesta pueden sorprender con recetas que ya existen pero otras totalmente nuevas.

Al no ser supervisada, la inteligencia artificial puede crear cosas que no existen.

¿Y ganar la lotería?

Digamos que más que comprar el regalo de Navidad queremos pegar la lotería navideña, que es una tradición en países europeos y norteamericanos.

Los premios son tan grandes que en España se le conoce como El Gordo y, en vista de las infinitas aplicaciones surge la pregunta: ¿se puede acertar la lotería?

No, la respuesta de los especialistas es que no, porque la inteligencia artificial se basa en datos del pasado y la lotería es un sorteo concreto, determinado. Es imposible que nos diga el número ganador.