La transformación digital es un proceso que está revolucionando el mundo de los negocios, especialmente en el sector de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Este proceso permite a las empresas mejorar su eficiencia, competitividad y capacidad de adaptación a los cambios rápidos, pero muchas requieren un apoyo necesario.

La transformación digital implica el uso de herramientas digitales, como ordenadores, internet y software, para hacer que una empresa sea más eficiente y competitiva. Esto puede implicar la simplificación de procesos, la expansión del alcance a más clientes en línea y la toma de decisiones más informadas basadas en datos.

Por ejemplo, se recomienda que las empresas tengan un sitio web, utilicen aplicaciones para gestionar tareas y datos, y adopten nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la automatización. Estas herramientas y tecnologías pueden ayudar a las empresas a mantenerse competitivas en un entorno empresarial cada vez más digitalizado.

Las empresas que no invierten en transformación digital corren el riesgo de quedarse atrás y perder oportunidades de crecimiento y desarrollo. Por lo tanto, es esencial que las pymes también se embarquen en este viaje de transformación digital.

El apoyo necesario que ofrece Innovart

Para facilitar este proceso, Innovart te ofrece el apoyo necesario. Con aplicaciones ya funcionando en el mundo real y comprobado éxito, solo queda iniciar el proceso de revisión y acondicionamiento de los procesos.

Luego, llega el momento de idear nuevas formas y herramientas para cumplir las metas, ahora renovadas.Todo diseñado para dar ese apoyo necesario a las pymes y a hacer de la transformación digital una realidad. El objetivo es demostrar que este proceso no es un concepto abstracto al alcance solo de las grandes corporaciones.

Transformación digital: Un caso de éxito

Un ejemplo de cómo la transformación digital puede beneficiar a las pymes es el caso de Discovery, una pequeña empresa de seguros de Sudáfrica. Gracias a la digitalización, Discovery pudo aumentar sus ventas y posicionarse en el competitivo sector de las aseguradoras. 

La empresa decidió regalar un Apple Watch a sus nuevos clientes, lo que les permitió recopilar datos que ayudaron a ofrecer un servicio personalizado a sus necesidades, simplificando y abaratando los procesos y ahorrando tiempo y esfuerzos.